lunes, 2 de marzo de 2009

Mujer lluvia

La mujer lluvia camina por las calles,

su piel apenas puede contener tanta humedad desconsolada.

Sus huellas son charcos donde juegan los niños

y beben las palomas en la madrugada.



La mujer lluvia toma trenes, aviones, guaguas,

anda buscando un sol que abrasa.

Solo quiere tumbarse sobre la tierra hasta quedar marchita.

Arropada y tibia, seca al fin. Sin agua.



No encuentra quién detenga sus torrentes,

se depierta entre sábanas empapadas,

que huelen a fracaso y abandono,

pero también tienen un rastro a lavanda



La mujer lluvia se mueve. Viaja.

Quiere dejar atrás tierra y casa,

pero aunque viva en ciudades trasparentes,

se le encharca siempre un poco el alma.



Carne morena, ignorante y aplastada.



Hoy me he despertado tarde y ha descubierto asombrada, que le ha salido una ramita verde en el pecho a la mujer lluvia




7 comentarios:

isis de la noche dijo...

Qué belleza de texto!!!

me ha conmovido enormemente...

no tengo más palabras... gracias por el instante que me han regalado tus palabras ;)

un abrazo..

El mejor profeta del futuro es el pasado dijo...

Precioso!!! Niña, tus palabras escritas cada vez más se convierten en magia ;)

Lena dijo...

Bravo!

Bravo!

(Voy a tener que ir al carnaval...que los que van escriben y escriben y cada vez lo hacen mejor y mejor!)

Te dejo besos!

Redacción dijo...

Es maravilloso Sara...no sabes cuánto me ha gustado este texto
alicia

Vulcano dijo...

Que buen texto, aplausos de carnaval, con serpentinas, caramelos y samba.

besos,

Vulcano.

La Gata Insomne dijo...

ahora si que se subió Bruma a la batea!!!!
eres además poeta
y buena

que hermoso amiga, me siento como ella

besicos

Clark Kent dijo...

Mis aplausos, pedazo de texto.