domingo, 27 de julio de 2008

7 Vidas...bueno, ya sólo 6

"Dicen que no puedo hacerlo, un nosequé de la gravedad y de las leyes de la naturaleza, pero yo siento que no. Me paso las horas mirando por la ventana, sintiendo el placer del vientecito en los bigotes y cada vez que un pájaro cruza el trozo de cielo que alcanzo desde mi ventana, no puedo evitar lanzar grititos de placer. Mis amos creen que es instinto cazador y se dan codazos muy orgullosos siempre que lo hago, pero es purita envidia.

Desde mi ventana veo un parque donde pasan muchas cosas. Por la mañana un señor muy viejo duerme en uno de los bancos, luego se va y no vuelve hasta la noche, pero no importa porque enseguida llegan los niños. No suele haber muchos pero gritan como si fueran cientos y se quedan hasta que cae el sol. El anochecer, esa es mi hora preferida del día, el parque se oscurece y llegan ellos. He llegado a conocerlos a todos, el jefe es un macho negro pero hay como una docena más, se pasan la tarde jugando y a veces se retan y ocurren peleas
formidables que te ponen los pelos de la cola de punta. Me muero de ganas de bajar con ellos y pronto lo haré...

Debo trazar una estrategia, mis amos vigilan siempre las ventanas y nunca me dejan una abierta.

He encontrado la forma, la solana tiene un hueco estrecho, creo que si me arrastro podré pasar. Aprovecharé para hacerlo mientras duermen, así hasta la mañana no sé darán cuenta además solo estaré fuera una noche, con un poco de suerte ni se enteran.

Ha llegado el momento. Hay luna llena. Allá voy"

Bruma




Hoy nuestra fierecita nos ha dado un susto de muerte. Ha saltado desde un tercer piso mientras dormiamos. Afortunadamente a parte de un ojo hinchado (ver foto) y un susto muy grande, no le ha pasado nada. Espero que no lo haga más y prometo sacarla de paseo con el arnés que le compramos... Bueno por si acaso...vamos a poner tela metálica en la solana!

Ya tengo un milagro

6 comentarios:

Atlántica dijo...

jajaja... Bruma les salió exploradora! la mía hizo lo mismo con tres o cuatro meses: se tiró desde la azotea (tres pisos) por la noche... cuando abrimos la puerta por la mañana para ir al colegio (hace unos cuantos años ya de esto, mi gata ahora tiene 16!), allí estaba ella, con la barbillita sangrando, sin un colmillo y adecuadamente sentada, esperando a que le abrieran la puerta... Debe de ser normal, es que tienen muchas vidas y tienen que gastarlas, exatamente igual que Bruma.

Alégrate, conozco gatos que no se mueven del sillón... al menos tiene una vidilla!!

Un besazo!!!!!!

Kpax dijo...

Vaya ojo, ¿como sabes que es gata?

un saludo

Francisco Javier Illán Vivas dijo...

Hola, Ariadna.
Te respondo a tu pregunta, seguro que NO eres rara.
Saludos

Mariela Cordero dijo...

Que valiente Bruma!!!hay que vigilarla no vaya a lastimarse. Un Abrazo

Pedro dijo...

Los gatos son almas libres, no consienten los encierros. He tenido muchos y los conozco bien, les gusta vagar libremente, pero siempre vuelven si el hogar es cálido y cariñoso. Claro que en un tercer piso lo tiene complicado el pobre.
Un beso para las dos.

La Gata Insomne dijo...

Me la como con ese ojito chino!!!
pobre, hay que invitarle a unos amiguitos

besos y me alegro qe solo fuera eso

felices vacaciones