martes, 28 de diciembre de 2010

Náufragos del asfalto

Fotografía de Luis Camacho del proyecto Náufragos del asfalto


Estaba invariablemente allí. Daba igual que día fuese. Al despertar y subir la persiana de mi habitación por la mañana, lo encontraba siempre sentado en la acera de enfrente, por temprano que fuese. Yo no entendía por qué se ponía allí y no en la esquina un poco más arriba, donde estaba los comercios y había más gente. Era mayor pero era difícil precisar cuánto. Tenía un rostro enjuto, enmarcado en cabellos grises que el aire y la intemperie habían ajado. A pesar de que nunca lo ví en pie, se notaba que era alto. Se cubría con una manta por la que escapaban unos largos miembros encogidos. Junto a él descansaba un petate sucio y varias bolsas de supermercado repletas de cosas que encontraba por ahí. A pesar de su mísera condición, tenía presencia, una especie de nobleza natural que transmitía que aunque estuviese mendigando era un señor.

Una mañana desperté y una gruesa manta de agua caía del cielo. A través del cristal cubierto de gotas le ví. Ahí estaba, en la acera de enfrente, empapado e inmóvil bajo la lluvia. Sin pensarlo tomé un paraguas de mi padre y bajé a la calle. Se lo entregué abierto y le dije "Para que no se moje" Me miró con extrañeza y lo tomó sin decir palabra. Crucé la calle corriendo bajo la lluvia y volví a mi casa. Miré por la ventana y volví a verlo. Había cerrado el paraguas.

9 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Demoledor.

Podría figurar en Biutiful.

Te la recomiendo.

Besos.

Ico dijo...

Precioso. La dignidad del ser humano no se pierde porque lo hayan perdido todo. Quizás es la lección que nos enseñan con su estar ahí, enseñándonos nuestras miserias..
un beso

Ricardo Miñana dijo...

En estas fechas tan entrañables
que la armonía, la paz y felicidad entren en tu casa.
¡¡Felices fiestas!!

Un abrazo.

Ricardo Miñana dijo...

Que la ilusión y la esperanza sigan llamando a la puerta en el nuevo año que llega,
y que se cumplan tus deseos.

¡¡¡Feliz año 2011!!!

ANTIQVA dijo...

Demoledor relato, amiga... Uno, tras leerlo, queda hecho "unos zorros"...

Un abrazo

Emma dijo...

A que es verdad que les admiramos porque ya no quieren nada, ni siquiera no mojarse?

marycarmen dijo...

Se puede caer de la sociedad donde muchas veces esta es la que provocna las caídas , pero continuar la senda de la vida con dignidad y con merecimiento de respeto.

Muy buen post!!!

Te comento que
estas como Blog destacado en mi blog

www.cosechadesentires.blogspot.com

entre mis diferentes listas de amigos de este medio.

He estado ausente un largo tiempo.
Pero te tuve en mi corazón y por ende jamás de ti me olvide.

He vuelto a este sitial y además de visitarte te invito gustosamente a visitar mis blogs dónde has te has de sentir muy bien, y si gustas podrás retirar el detalle dejado en cada uno de ellos.


Te dejo mi cariño con un manojo de humildes semillas de paz.

Marycarmen

Mis blogs

ARTE:
www.newartdeco.blogsport.com

LETRAS:
www.panconsusurros.blogspot.com

REALIDAD- SOCIAL- FILOSOFÍA
www.walktohorizon.blogspot.com

CALMA- ESPIRITUALIDAD
www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com

RECETAS DE LA ABUELA ASTURANA
www.lasrecetasdelaabuelamatilde.blogspot.com

PREMIOS- REGALOS Y SENTIRES
www.cosechadesentires.blogspot.com

Anónimo dijo...

Respetable pero como en el cole....necesitas mejorar....y mucho.

Ariadna dijo...

Gracias Anónimo, si hubieses firmado de alguna forma, tal vez podría seguir tus pasos.

En el cole yo siempre sacaba PA +++