lunes, 19 de abril de 2010

Cosas que me gustaría haber sido

Rubia platino, virtuoso del violín, descubridor, favorita del sultán, hombre, obsesión, espía, palabra de dios, gato, soprano, monja, mujer fatal, Santa Teresa escribiendo a San Juan, la canción que no logras sacarte de la cabeza, negra, ordenada, paciente, ganadora de una estrella Michelín, la voluntad, el deseo, el plato del que siempre repites, jugadora profesional de poker, tu madre, tu colchón, valiente, grácil, bailarina, la intimidad cuando corres las cortinas.

Mucho menos razonable, más los otros, menos yo.

6 comentarios:

Lena dijo...

Yo me conformo con escuchar mi voz grabada y que me guste....

¿Rubia platino?

jajaja!

Pero si ya lo eres...por dentro eres una rubia platino total!

TQ

Besote!

alicia dijo...

Seguro que la rubia platino desea ser Ariadna en su laberinto de pasiones... y no te digo nada la monja! Todos queremos mudar de piel de vez en cuando, probar otros sabores. Morir un poco.
Siempre me sorprendes.

Ariadna dijo...

Lena, yo también odio mi voz!(grabada, la otra más o menos la tolero) ¿Cómo es posible que uno se oiga tan distinto así mismo? será que el eco rebota en las costillas y sube a las orejas dos veces una por dentro y otra por fuera?

Je je lo de rubia por dentro me lo tomaré bien...

Besotes

Ariadna dijo...

Ali, Imposible sorprendente pero si me conoces del derecho y del revés!

Esperanza dijo...

Ya me gustaria a mi conocer a alguien del derecho y del reves para que los reveses no me dolieran tanto, pero...nada es perfecto. Mejor asi,me encanta la imperfeccion y que me sorpredan. Tu nunca podrias ser rubia Ariadna. Bloody shalow blondies!!!!!!!!!.

Ico dijo...

Creo que la mitad de las cosas ya las eres, al menos si las recreas en tu imaginación o la realizas en tu fantasía..