lunes, 22 de marzo de 2010

Poema encontrado en un cajón

Vivo inmersa en una maraña
de sueños y de cabellos
enredada en la pesada fragilidad del deseo.
*
Tú me miras desde el lado oscuro de la duda
.....................................................................y sonríes.
Otros también miran
............................pero muerden
siento sus dientes hincándose en mi carne
y sus manos hurgándome entre los pechos
.......................................buscándome el corazón.
*
Ya no siento.
Me estás bebiendo,
noto como se me escapa el aire por los ojos
te lo tragas entre el humo sin saberlo.
*
Silencio.
*
La luz me hiere los ojos,
.......................duele mirarte
estás fundido con doscientos.
No ves,
no puedes verme
Ya no importa, ni te importa
............................a mí tampoco.
*
Hoy el cielo vomita estrellas
Me quemo.

Agosto, 1996

4 comentarios:

El mejor profeta del futuro es el pasado dijo...

Me gusta... y estamos hablando de 14 añitos... que arte que tiene mi niña! ;)

alicia dijo...

El primer verano de nuestra nueva vida... Por aquel entonces ni siquiera intuía tus poemas. Leo este y aún encuentro el cordón umbilical que te une a la muchacha de entonces, en secreto.
me encanta!

Candela dijo...

Me encanta Ariadna!

(* dijo...

Siempre he pensado que mis cajones desastre son como los restos de un naufragio... Cabe de todo en ellos... Y este poema... quema, sí, incluso en el agua... pero no puedo dejar de pensar que quemarse, muchas veces, es señal de que seguimos vivos.
Un beso.