domingo, 11 de mayo de 2008

30

Mañana cumplo 30 años. Llevaba unos días muy ilusionada, incluso organice una fiesta para el miercoles que aqui es fiesta, pero hoy no sé por qué me he despertado muy deprimida.

Anoche soñé que perseguía a un hombre joven que corría por un muelle de madera en mitad de una tormenta. No le veía el rostro pero para mí era fundamental alcanzarle. No pude hacerlo, cuando estaba a punto de rozarle con los dedos se arrojó al mar. Y yo no pude seguirle porque desde siempre tengo pavor a las olas.

No temo envejecer, no es eso, además aun soy muy joven, es solo que uno a veces se da cuenta de lo rápido que va el tiempo. Y eso da mucho miedo

6 comentarios:

Laura dijo...

Hola guapisima!
el tiempo pasa, lento, rápido, sin darnos cuenta, segundo a segundo. Y, al menos yo, a veces, no lo disfruto y aprovecho lo suficiente.
Me suele pasar lo que a ti, euforia antes del cumpleaños e incluso el mismo día, me encanta que me feliciten, pero ya ese día se me pone un nudito en el estómago... ups!
besos y hasta mañana.

Lena dijo...

Tauros las dos!

Cumplí el 8.

40.

Sentí (y siento) lo mismo que tú.

Somos dos.

Eso debería hacer que el miedo se esfumara...

Mil felicidades!

Festejalo.

Un beso gordo!

Xterm dijo...

Jua jua, no te preocupes, dicen que la juventud es una enfermedad que se cura con el tiempo, pero yo ya llevo 34 y no se me cura.

Mariela Cordero dijo...

Hola, me siento identificada, cumplí 24 años y siento que en un abrir y cerrar de ojos tendré 30, eso da miedo, la rápidez del tiempo para unas cosas y la lentitud para otras.
Un saludo,gracias por la visita.

La Gata Insomne dijo...

Amiga
qué bello este post
yo voy con meses de retraso por la vida...
menos mal que la mía ...alcanza, por ahora

nada de comentarios de psico
creo que lo has dicho todo

me queda felicitarte por el cumple.
tan terrícolas las tauro... al menos para una acuática piscis

30 besos
y una hermosa vida por delante

ya verás

Anónimo dijo...

Sólo decirte que no eres "muy" joven, eres una mujer adulta, tus organos a los 30 años ya están fisiológicamente maduros, tu cerebro parece que también, pues escribes y te expresas "muy" bien. El tiempo es un regalo, que no te de miedo.