martes, 27 de noviembre de 2007

Triste

Hoy estoy muy triste, se ha muerto mi Gatita. Tenía 13 años y medio y estaba enferma del higado pero ha sido tan rápido todo (menos de 24 horas) que aún no puedo creermelo. Aun me parece que fuera a aparecer por la puerta del salón y empeñarse en echarse encima del teclado como hacía siempre que me veía escribiendo...
La muerte es así siempre nos pilla de imprevisto la jodida.
Me dejas un hueco muy grande Gatita, hoy se me ha muerto la mitad de la ternura

6 comentarios:

santiago dijo...

Asi es, pero la muerte nos duele mas a nosotros los vivos que a los finados, es necesario aprehender a la muerte como una etapa mas de la vida.

Insomne dijo...

mi mas sentido pesame hermana..
no por la gatita, que al fin y al cabo, conocido es el final de los mortales...doloroso para el que queda en mil recuerdos felices y ahora penosos..

sino por la pérdida de esa ternura.. la encontraras de nuevo con el tiempo.. Un beso querida hermana.

Pedro dijo...

Siento mucho lo de tu gata. La muerte es algo en lo que no pensamos hasta que se nos hecha encima con alguna de sus múltiples formas. Es la cuenta pendiente que tenemos los humanos para acabar de humanizarnos: aprender a aceptarla y vivir con ella. Porque todo bajo el Universo tiene un principio y un final; aunque nunca sabremos si es de verdad un final.
Gracias por tu visita y un abrazo.

Atlántica dijo...

Mi niña... cómo lo siento! te mando un abrazo enorme... Hablamos pronto? Muchos muchos besos desde casa

La Gata Insomne dijo...

Amiga!!! qué triste, yo sé que la querías mucho, y a mí me caía de lo mejor desde que me enteré de que le gustaba el Orujo!!

lo siento de verdad.

un abrazo muy grande

Laura dijo...

Lo siento mucho, cariño!
Sé lo que significa para ti.
Ánimo y pa´lante!.
Besos
Laura