miércoles, 17 de octubre de 2007

Tatadios

Le hice el amor muy lentamente. Luego, me lo comí.

6 comentarios:

Clodovico dijo...

Mhh.. menuda entrada grr :P.
Seguro que en el fondo estas hablando de algo mas profundo de lo que mi mente enferma entiende en este post XDD

islabel dijo...

¡Qué bueno! me recuerda al micro-relato de Monterroso: "cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí". Muy sugerente!

Un besazo enorme

La Gata Insomne dijo...

sí, está genial, parece un microrrelato,. mejor digo que es uno.

(se te coló un acento, mejor te lo comes también)

besos

itoitz dijo...

Buen retrato, buena digestión...

Ariadna dijo...

Jo jo voy a quitar el acento porque con acento cambia totalmente el sentido del cuento a parte de tener una falta de ortografía muuuuyyy gorda (no por el acento sino por la h que sobraría)

µßio dijo...

El relato, es corto, tanto, que he perdido el hilo. No sé si lo comiste una o dos veces.
Salud.