martes, 10 de abril de 2007

Las Bodas de Agustín Matallana II


En la boda del tío Tino estrené mi primera corbata. Mamá me llevó a la ciudad a que me hiciesen un traje, desde que el Tío le dijo que quería que fuese yo el que llevase las arras. El día de la boda estaba un poco nervioso, aunque habíamos ensayado mucho, pero lo hicé bien. No se me cayeron las monedas de la almohada ni tropecé con los zapatos nuevos.


La culpa de todo la tuvo Martita, que es una meona, yo ya se lo había dicho al Tío, y cuando ibamos por mitad del pasillo con toda la iglesia mirando, se puso a llorar porque se había hecho pis y se le pegaban las enaguas al culo. Al final su madre tuvo que cogerla en brazos y me pusieron a mi tambien en la almohada los anillos. Cuando llegué al altar, todos tenían un poco cara de susto, sobretodo Remedios que estaba muy roja, pero al Tío se le pasó enseguida y me guíñó un ojo. Esa noche Mamá me dejó quedarme hasta tarde y el Tío me dió a probar un vasito de anís pero no me gustó porque sabe como a fuego y pica en la garganta.

4 comentarios:

islabel dijo...

Es genial!!!!!
¿Va a continuar? ... espero que sí.

Muchos besos!!

La Gata Insomne dijo...

Me encanta esta boda, espero que siga desde distintos asistentes!!!
mi papá se llamaba Tino, en realidad Constantino, yo no pude ir a su boda!!!!!

besos

El detective amaestrado dijo...

nO ME DEJES CON LA MIEL DE LA BODA EN LOS LABIOS...

Ariadna dijo...

Pronto más...

Ahora unos días de descanso en las islas